OPORTUNIDADES COMERCIALES
[ ver + ]


ENCUESTA
¿Como conocio el portal SM?
Por publicidad
Por visita a industria
Por recomendación
A traves de un buscador

Votar

Ver Resultados


12/07/2019 
Nacional 
 


YPF: la Argentina consiguió que Preska analice reclamo de mudanza 

Luego de escuchar a las partes, la jueza llamó a un fallido intento negociador. Ahora abrirá un período para estudiar las presentaciones. 


 
La Argentina logró ayer hacer que prevalezca su estrategia en el juzgado de Loreta Preska por la causa de la renacionalización de YPF. Si bien el país está lejos de lograr la mudanza del caso a Buenos Aires, consiguió que la resolución de la jueza del Segundo Distrito Sur de Nueva York se postergue a las próximas semanas; con lo que la definición del caso demandará más tiempo que el que esperaban los demandantes de Burford y Eton. Los abogados de ambos fondos fueron ayer a la audiencia programada por Preska para escuchar a las partes, con la convicción que ayer mismo la magistrada podría resolver que se trataba de una “cosa juzgada”; y que sólo quedaría por organizar el mecanismo para que la Argentina defina cuál es el monto exacto de la deuda, y como se liquidará. Por el contrario, Preska decidió ayer armar un cronograma de reuniones entre las partes desde la próxima semana; para interiorizarse más de la posición argentina para justificar la mudanza. Y también para conocer porqué Burford se niega a esto.

Siguiendo esta línea, la audiencia de ayer en el Segundo Distrito Sur de Nueva York, tuvo una impronta criolla. La marcó la abogada del estudio Skadden, Maura Grinalds, quién planteó la posición argentina de la necesidad de mudar el caso a Buenos Aires sobre el argumento, adelantado en exclusiva el miércoles por este diario, de la necesidad de juzgar la manera en que en 2008 se vendió el 25% de YPF. La abogada presentó al comienzo de la audiencia las justificaciones sobre el reclamo, basado en que la operación podría haber incluido hechos de corrupción, que deben ser juzgados por las leyes argentinas. Y que al estar implicados muchos testigos locales, la Justicia local es la que debe tomarles declaración. Si finalmente se demuestra la culpabilidad, será el turno de jueces locales avanzar con sanciones; y, si esto ocurriera, la operación de venta del 25% sería ilegal, y, en consecuencia, imposible de ser juzgada en Nueva York. Los argumentos fueron contestados, de mala manera, por la propia Preska, que en un momento directamente interrumpió a Grinalds preguntando con tono interrogatorio “qué tiene que ver esto con la cuestión de fondo” y “por qué este planteo invalidaría la compra- venta de las acciones”. La respuesta de la abogada de Skadden fue lo suficientemente vehemente como para que la jueza tuviera que retarla, pidiéndole “orden” y que bajara el tono con el que se dirigía a ella. En esos momentos, los representantes del Gobierno argentino presentes en la sala de la audiencia pública pensaron lo peor, y que la posición de Preska en contra del país ya estaba decidida.

Sin embargo sorprendió cuando llegó el momento en que respondieran los abogados de Burford, y fueran también reprendidos por Preska; con el mismo tono imperativo que ya había sufrido Grinalds. Mark Hansen, del estudio Kellogg, Hansen, Todd, Figel & Frederick (contratado por Christopher Bogart, CEO de Burford), fue quien recibió las reprimendas de Preska al insistir en que la jueza debía acelerar su decisión de terminar con el juicio y determinar cuánto y cómo Argentina debía pagar por haber perdido la causa. Sin embargo, y mientras la jueza comentaba la posición argentina, Hansen interrumpía al grito de “error, error…”.

Preska, ya algo ofuscada y hasta aturdida (y bajo sospecha de conocer poco de la causa), llamó a las partes a una inmediata ronda de negociaciones para ver si las partes podrían llegar a un acuerdo. Pasados 20 minutos, y sin que los abogados hayan logrado avances, la jueza determinó que aún “hay cuestiones que deben ser discutidas y comprendidas”, con lo que se abrirán “nuevas instancias” para que las partes puedan presentar sus argumentaciones. En el caso de la Argentina, plantearle a la magistrada las normas que rigen en el país, para que cualquier resolución en Nueva York deba esperar a que avance la investigación por “corrupción” en la operación de venta del 25% de las acciones. La única causa que trata el tema está en poder del juez Ariel Lijo, y se basa en una denuncia de la diputada Elisa Carrió de 2008, y que no tienen mayores movimientos, pese a que ya cumplió más de 10 años desde su presentación. En el caso de los abogados de Burford, tendrán que explicar porqué argumentan que esa venta no tiene que ver con la compra de las acciones del litigio en Madrid, cuando Petersen Energía y Petersen Energía Inversora ya estaban en quiebra.

En el caso de Petersen, luego de la renacionalización del 51% de YPF en mayo de 2015, quedó sin poder sostener la compra del 25% que había acordado en los tiempos de Néstor Kirchner. El grupo argentino se presentó en concurso en España en 2012, al no poder continuar realizando los pagos comprometidos para su ingreso en la petrolera, al prohibir el Gobierno de Cristina de Kirchner el pago de dividendos, ya con YPF nacionalizada. Esta era la forma en que Petersen había acordado con el Gobierno argentino la liquidación de su deuda original con Repsol, por lo que el cambio de planes del Gobierno de 2012 determinó su presentación en concurso y su posterior bancarrota. Unos meses después apareció Burford y su reclamo por unos u$s 3.000 millones.








































Fuente:
https://www.ambito.com/ypf-la-argentina-consiguio-que-preska-analice-reclamo-mudanza-n5042238
 






YouTubeFacebook MainContact Twitter

Powered by
DigitalFX