OPORTUNIDADES COMERCIALES
[ ver + ]


ENCUESTA
¿Como conocio el portal SM?
Por publicidad
Por visita a industria
Por recomendación
A traves de un buscador

Votar

Ver Resultados


24/07/2019 
Nacional 
 


El ambicioso plan para el desarrollo masivo de Vaca Muerta 

Se llevan invertidos u$s20 mil millones en el yacimiento de shale y hay 1.000 pozos perforados. 


 
La explotación de Vaca Muerta, segunda reserva mundial de gas no convencional y cuarta de petróleo no convencional, ya es una realidad. Algunos datos confirman que el desarrollo del yacimiento de shale va en serio: están todos los grandes jugadores de la industria, ya se invirtieron u$s20 mil millones y hay 1.000 pozos perforados, en 7 áreas en desarrollo. Sin embargo, esta actividad supone el aprovechamiento de apenas el 5% de la superficie del yacimiento.

Salir al mundo
 
Conseguida la cobertura del mercado interno y el abastecimiento de los países de la región, el tercer paso de la Argentina es la provisión al mercado mundial de Gas Natural Licuado (GNL). Es que el mundo avanza hacia las energías renovables, y en la discusión por el cambio climático, el GNL aparece como la energía más limpia para ser usada como el puente entre las energías no renovables y las renovables.

En tal sentido, la Argentina ya tiene un potencial mercado en Asia. Primero por la complementariedad que supone estar en el hemisferio opuesto a los países asiáticos en términos de las estaciones climáticas. Segundo, China se encuentra en una fase de sustitución del carbón por el gas, lo que supone una enorme demanda.

En la actualidad, el selecto club de los productores de GNL está formado por apenas 20 países. Para poder ingresar en el mercado internacional del GNL, es necesaria la construcción de una planta de licuefacción que permite mediante un proceso de enfriamiento a -161º convertir el gas natural a estado líquido para poder transportarlo en buques especialmente preparados. Luego en el destino debe pasar por una planta de regasificación en donde es calentado para volverlo a su estado natural para ser distribuido. Con un costo de u$s 4.000 millones, la construcción no puede ser encarada por una sola empresa.

El primer paso, lo dio a petrolera estatal YPF que instaló una barcaza en Bahía Blanca que realiza el proceso de licuefacción y tiene una capacidad de procesamiento de 2,5 Mm3/día. La petrolera ya hizo una primera exportación de GNL con un embarque que compró un trader internacional. La intención es empezar a partir de septiembre, cuando termina el pico de consumo de invierno de la Argentina, con una producción sistemática y exportación de GNL al mundo, aunque en estos pequeños volúmenes.

Como parte de este plan de acción, en YPF ya se encuentran trabajando en la ingeniería de proyecto de una planta de licuefacción en el puerto de Bahía Blanca. Fuentes de YPF explicaron que “la planta de licuefacción a gran escala, podría construirse de forma modular para poder ir ampliándola con el tiempo y que vaya sumando capacidad de producción”. La idea de una planta ampliable implicaría una etapa intermedia de producción de GNL antes de llegar a una capacidad del 100%.

En YPF confían en que, para fin de año o bien a principios de 2020, ya podrán presentar el proyecto a toda la industria para buscar socios interesados en unirse al nuevo negocio de exportación de GNL.

En tanto que desde Pan American Energy indicaron que “se necesita mejorar los costos. Vamos a un modelo exportador y para esto debemos competir con el mundo. El desafío que tiene Vaca Muerta es poder desarrollar sus recursos a gran escala, en forma continua y a largo plazo y, para ello, debemos ser competitivos”.

En esa línea, la industria tomó como una gran noticia el llamado a licitación que hizo el Gobierno para la construcción de un gasoducto desde la Cuenca Neuquina hasta el Gran Buenos Aires y el Litoral. 

Fuentes de la industria consideraron que “el proyecto del GNL debe ser una cuestión de Estado que no esté atado a un resultado electoral. Las petroleras realizamos inversiones de millones de dólares y necesitamos previsibilidad porque son proyectos de mediano y largo plazo”.

Para que Vaca Muerta se convierta definitivamente en un “proyecto país”, deberán seguir creciendo las inversiones en upstream, y conseguir que más empresas de servicios, infraestructura y logística se sumen, para hacer más eficiente la cadena de suministros y lograr precios de producción que compitan a nivel internacional.

Una vez más la Argentina está ante una oportunidad histórica. El tiempo dirá si la política, el Gobierno nacional y los provinciales, el sector privado y los sindicatos estuvieron a la altura para cambiar para siempre el futuro del país.






















Fuente:
https://www.ambito.com/el-ambicioso-plan-el-desarrollo-masivo-vaca-muerta-n5044410
 






YouTubeFacebook MainContact Twitter

Powered by
DigitalFX